lunes, 11 de diciembre de 2017

"La escaleta televisiva"


Durante el proceso de preproducción de un programa televisivo el guionista necesita conocer los tiempos de intervención de los distintos personajes. Esta es una de las razones por la que necesita trabajar con la escaleta, por ser esta la herramienta que le permite saber de qué tiempo dispone para adaptar los diálogos.

También, dentro del proceso previo a la producción, la producción ejecutiva debe conocer algunas de la variantes que recoge la escaleta, por ejemplo, a la hora de tratar de vender un programa a una distribuidora o a una cadena de televisión necesita precisar sobre la fragmentación de los tiempos del programa o conocer los objetivos que persiguen las distintas secciones de programa o cómo se desarrolla su fórmula televisiva.



Para llevar a cabo la venta de un producto televisivo, es importante conocer todos sus detalles y menudencias, ya que se trata de una facturación muy cuantiosa.

Una vez dentro de la producción se despliega un complejo trabajo en equipo donde la cordinación entre todos es imprescindible. Por esta razón, se entiende que la escaleta es utilizada, practicamente, por todos los miembros de producción, ya que la labor de cada segmento influye en las competencias de otros.

Por otro lado las exigencias de control del jefe de producción requerieren tener un dominio exaustivo de los tiempos marcados en el programa por parte de su equipo. Debido a ello, entiendo que, aunque la información de las distintas variantes de una escaleta puedan ir dirigida a departamentos muy distintos, es importante tener en cuenta el desarrollo del resto de competencias.

Con esto quiero decir que, por ejemplo, la maquilladora necesita conocer los planos que se le van a sacar a un determinado personaje o la luz que le va a enforcar, con objeto de sacar el mejor partido a la imagen de alguien.

El resultado final del trabajo televisivo es producto de la simbiosis humana en equipo y, a pesar de estar cada vez más apoyado en dispositivos tecnológicos costosos que resultan indispensables para la industria audiovisual, estoy convencida de que nunca podrán sustituir los resultados que ofrece la mano de obra humana, sobre todo, su factor emotivo.

Durante la realización de este ejercicio he tenido que desarrollar la capacidad de sincronizar y sintetizar las distintas variantes de la escaleta, de forma que vertiera toda la información necesaria de la manera más reducida posible. Llegar a conseguilo, es en lo que más tiempo he empleado. Finalmente y tras mucho releerla, creo haber alcanzado un buen resultado.

Este trabajo me ha llevado a reflexionar sobre la importancia que tiene el trabajo de profesionales que no vemos en la pantalla y que tiene un valor esencial en el producto televisivo finalmente emitido.